ECONOMIA DEL CONOCIMIENTO Y ALTERNATIVAS EN LA CRISIS INTERNACIONAL

° William Zavaleta Huaccha

Un común denominador de los Programas de Reactivación Económica que se estructuraron e implementaron al principio, con el objetivo de enfrentar la crisis económica internacional en los países subdesarrollados e inclusive en los países emergentes, es su componente mayoritario de inversión de recursos económicos en Infraestructura (carreteras, puertos, aeropuertos, hospitales, postas médicas, etc), sea este, porque los préstamos fueron otorgados bajo esta condición o porque sus ejecutores evidenciaron una fuerte atadura cultural a la economía del siglo xx cuando no compromisos con esta.

En algunos países al haber evidenciado estos programas sus limitaciones en la generación y conservación del empleo, se  empezó  a hablar de cambio de modelo productivo, menos ladrillo más ordenadores se dijo en España, que es lo mismo que decir más economía de conocimientos. Y es que esta economía, en su clasificación de bienes intangibles, entre ellos, servicios de mayor y menor valor agregado, muestra  evidencia de una mayor participación y generación de empleo a nivel mundial: A nivel global al 2006, el empleo en la industria, la agricultura y la economía de servicios representaba 21.9%, 36.1%, 42.0% respectivamente, habiendo evolucionado desde el año 1996 desde las posiciones 21.1%, 41.9% y 37.0%.

Se trata entonces de enfocar el problema de la reactivación de la demanda desde la economía del conocimiento, desde el presente y no desde el pasado, diseñando y estructurando políticas, iniciativas y/o productos que tengan como eje central el despliegue del capital intelectual inmerso en las personas y organizaciones para la dinamización de la economía de nuestros respectivos países.

Uno de esos productos que ha sido diseñado considerando las características mencionadas, para contribuir a enfrentar la crisis actual, es lo que hemos denominado como Derechos de Transferencia Laboral (DTL) que viene a ser el “pago de la institución o empresa receptora  a la institución o empresa transferidora, por el prestigio, la formación, adquisición y desarrollo de competencias profesionales generadas por las realizaciones de la institución, la empresa y el profesional”.

El lanzamiento de este producto busca contribuir a enfrentar la alta concentración de ingresos, en el entendido de que es uno de los factores que limita el consumo e impide la reactivación. De esta manera los DTL consideran, entre otros, una distribución de los recursos obtenidos por este concepto entre las partes involucradas: empresa o institución y profesional, además de los impuestos captados por el estado.

Este producto propio de la economía actual, ha sido elaborado recogiendo las experiencias de la Teoría y la Legislación del Balance de Competencias Profesionales y el Capital Intelectual, encontrándose fundamentada en la investigación titulada Derechos de Transferencia Laboral.

° William Fernando Zavaleta Huaccha

Es Magíster en Desarrollo y Gestión del Pos Grado de la Facultad de Ingeniería Económica y Ciencias Sociales (FIECS) de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), Ingeniero Ambiental, Investigador y Consultor en Economía y Gestión del Conocimiento, Docente Asociado FIEECS – UNI. Autor del “Sistema de Derechos de Transferencia Laboral”.

Blog: http://economia-conocimiento.blogspot.com.                      Consultas wzavaletah@yahoo.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s